Ciudadanía

Nosotros ayudamos los inmigrantes a obtener la ciudanía estadounidense.
 

Los derechos inmigrantes incluyen

El derecho a la ciudadanía estadounidense después de cumplir los requisitos como un residente permanente legal. En general, un inmigrante puede solicitar a ser un ciudadano de los Estados Unidos 5 años después de ser residentes permanentes (o 3 años si están casados a un ciudadano estadounidense). Sin embargo, necesitan demostrar que poseen un buen carácter moral (no penales antecedentes que les descalifica), y también necesitan aprobar un examen demostrando que tienen la habilidad de leer, escribir y hablar inglés y tienen el conocimiento del gobierno de los Estados Unidos (a menos que califiquen para una exención de la discapacidad). Por ser ciudadanos estadounidenses, pueden participar completamente en la vida cívica, con el derecho de votar en las elecciones federales, estatales, y locales. Adicionalmente, también tienen más derechos para peticionar por los miembros de su familia. Finalmente, también están seguros de la deportación.
 

El NWIRP protege los derechos

  • NWIRP asegura que la gente discapacitada puede obtener su ciudadanía estadounidense con la ayuda de las exenciones por incapacidad (N-648) y otras cuestiones
  • NWIRP pelea contra las negaciones ciudadanías ilícitas
  • NWIRP representa las personas que tienen una historia de arrestos que son elegibles a obtener su ciudadanía por el proceso de naturalización, incluso aquellos que tienen una larga historia de vivir y trabajar en los Estados Unidos y tiene familia aquí
  • NWIRP defiende los ciudadanos estadounidenses que han obtenido la ciudadanía a través del nacimiento, naturalización, o adquisición a través los padres, pero han sido puesto incorrectamente en el proceso de deportación

 

La historia de Ivy

Los Estados Unidos siempre ha sido mi hogar. Debido a NWIRP, tengo los papeles oficiales para probarlo.


Ivy Little Cropped

Cuando yo me casé, mi esposo comenzó a beber mucho. Nuestras peleas eran inaguantables y me pidió el divorcio. Mi madrastra sabía que no era una ciudadana estadounidense y ella utilizó mi estatus legal contra de mi durante el proceso del divorcio. Ella también me dijo que ella me habría deportada.

La experiencia me dejó sentir vulnerable. Quería ser una ciudadana estadounidense pero me preocupaba que fallaría el examen porque tenía dificultades de aprendizaje. Pero, después encontré NWIRP.

Emily Headings tomó mi caso y ella era increíble. Cada vez tenía que ir a la oficina de inmigración, ella venia conmigo para asegurar que yo me sentía cómoda. Ella era verdaderamente increíble. No sé qué haría hecho sin ella.

Yo pasé la prueba y recibí mi ciudadanía, 65 años después de venir a los Estados Unidos.

Solo lo que puedo decir es gracias a NWIRP. Yo soy muy contenta que estaba allí para mí. Después de vivir mi vida en miedo, yo me siento casi como un peso se ha levantado de mis hombros. Los Estados Unidos siempre ha sido mi hogar. Debido a NWIRP, tengo los papeles oficiales para probarlo.