Niños y Jóvenes

Los niños inmigrantes se enfrentan la pobreza, la falta del apoyo de los padres, el analfabetismo, la falta de nutrición adecuada, la falta del acceso a la educación en su país natal, y casos de trauma, abuso y negligencia previamente. Los niños son especialmente vulnerables porque tienen dificultades en defender sí mismos.
 

Los derechos de los inmigrantes incluyen

Los niños y los jóvenes tienen el derecho a no sufrir el abandono, el abuso, la negligencia, o una forma similar de maltrato por parte de un padre. El Congreso creó el Estado de Inmigrante Juvenil Especial (SIJS) en 1990 para conceder el alivio migratorio a los niños y jóvenes que han sido abandonados, abusados o descuidados por parte de los padres. Los procedimientos y criterios de elegibilidad de SIJS se enmendaron en 2008. Un niño o un joven es elegible a aplicar para SIJS si el tribunal de menores del estado determina que el niño o el joven no puede reunirse con uno o dos de los padres debido al caso de abuso, abandono, negligencia, o una base similar bajo la ley estatal, y además también declara que no es el mejor interés del niño o joven para volver a su país del origen. Los niños y jóvenes que tienen el status de SIJS son elegibles para solicitar la residencia permanente en los Estados Unidos.

Los niños y jóvenes y sus padres también tienen el derecho de no sufrir persecución en su país natal debido a la raza, religión, nacionalidad, opinión política o pertenencia a un grupo social determinado.
 

El NWIRP protege los derechos

NWIRP facilita el acceso al alivio migratorio que cambian las vidas de los niños y jóvenes abusados, abandonados y/o descuidados en una manera profunda:

  • NWIRP presenta las aplicaciones afirmativas (auto-peticiones) ante la oficina de la Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) para los niños y jóvenes que han sido abandonados, abusados o descuidados por uno o ambos padres.
  • Si los niños y jóvenes que han sido abandonados, abusados o descuidados por uno o ambos padres están en remoción (deportación), NWIRP pelea la deportación a través de las aplicaciones para el alivio de Estado de Inmigrante Juvenil Especial (SIJS).
  • Si los niños y jóvenes, o niños jóvenes y sus padres están en el proceso de deportación y temen daño o persecución en su país natal debido a su raza, religión, nacionalidad, opinión política o pertenencia a un grupo social determinado, NWIRP pelea contra la deportación mediante la aplicación para el alivio de asilo.

 

La historia de Sergio

featured-back-1

Cuando Sergio solo tenía 3 años, su madre se falleció. Su padre abandonó la familia y Sergio fue a vivir con su tía. Él asistió la escuela hasta que tenía 14 años y los problemas empezaron. Guatemala es un país que se conoce para la violencia, la corrupción y la guerra. Cuando estaba saliendo de la escuela un día, un grupo de los miembros de pandillas le preguntaron a unirse a la banda. Cuando rechazó, le golpearon. Él abandonó asistir la escuela y se mudó a vivir con los amigos de su tía, pero las amenazas continuaban. Los miembros de la banda le encontraron y le golpearon otra vez. Sergio tenía miedo de ir al hospital por sus heridas porque el hospital podría haber notificado la policía y la banda se vengarían aún más. Él no salió de la casa de su tía debido al miedo de más ataques. Finalmente, cuando tenía 17 años, huyó de Guatemala.

Después de entrar los Estados Unidos, Sergio fue capturado por las oficiales de inmigración. Él fue colocado en el proceso de deportación. Porque Sergio era un menor y fue abandonado y abusado, Sergio se clasificó para el Estado de Inmigrante Juvenil Especial (SIJS). Un abogado de NWIRP le representó antes del juez y le ayudó asegurar su residencia legal permanente. Ahora, Sergio vive con una familia adoptiva y es capaz de seguir su vida con seguridad.